martes, 9 de septiembre de 2008

Diques / Suicidio

DIQUES / SUICIDIO:

" (...) La tortura enfrenta al caído a extremos
insospechados de dolor y vejación, y lo
obliga a enfrentarse solo e inerme a sus
límites(...).
/ Traiciones. A.Longoni.
GRUPO Editorial NORMA
( págs. 117 -8 )

El trabajo de Ana Longoni avanza ( ¿ inicia ? ) en un tema de difícil análisis.
Su título ya expone la problemática: ' Traiciones. La figuradel traidor en los
relatos acerca de los sobrevivientes de la represión. '
Antes de continuar leamos lo siguiente:
En fecha reciente se suicidó José/Pollo Baravalle. Fue un militante de la década del setenta en Rosario, preso político y "quebrado" por la tortura devino en represor.
Esta historia toca el punto mismo de la condición humana. Ese misterio de difícil y casi imposible codificación.
Alrededor de José Baravalle se han levantado acusaciones, piadosos comentarios, reproches por la información que se lleva con su muerte y un abanico amplio de consideraciones. De todo tipo.
No es mi intención abundar en estas perspectivas.
Hago mía la decisión de H.I.J.O.S. que asume el criterio de no juzgar conductas que se inscriben dentro de la política de/l terror que supone. Adhesión que me parece justa ya que cubre un aspecto operativo, no paralizante, abierto a reflexiones futuras según el avance de la Historia.
Personalmente sentí la necesidad de escribir unas breves líneas que se resumen en estas dos consideraciones:

a. La lectura de la obra de Ana Longoni se llena de contenido con la noticia del
suicidio de José Baravalle y la historia que soporta.

b. A lo largo de las grageas reflexivas que he hecho circular vía email he
insistido con una categorización ( = punto de vista ) que sostuvo en uno de sus
escritos el excelente escritor Pier Paolo Pasolini.
P.P.P. en un artículo periodístico analizaba los actos criminales de un joven
italiano que conmovió al pueblo de ese país. Su ferocidad, sus rituales y la
imposibilidad de encasillar mentalmente los crímenes realizados confundían
a la población.
Pasolini se hace cargo de esta situación y produce un comentario sencillo y
profundo al cual vuelvo una y otra vez por diversas razones.
Se interrogaba sobre cuántos diques tenía que haber roto el acusado dada la
bestialidad de sus actos, el nivel regresivo de su accionar. Y no se quedaba
en quién materializaba estos salvajismo, añadía a los responsables que
perversamente manipulaban a los sujetos para llevarlos a estos estadios.
Esta línea de análisis de Pier Paolo Pasolini se somete al descubrimiento de la condición humana cuando roza los límites de la misma.

Lo siniestro no impide una profunda tristeza para quienes conocimos a José

1 comentario:

Silvia dijo...

GRACIAS FELO, NECESITABA DE TUS PALABRAS TAN SENCILLAS PERO QUE NOS ACLARAN CUANDO EN MOMENTOS COMO ÉSTE, NO ES IMPOSIBLE PONERNOS EN EL LUGAR DEL "OTRO", Y UN TORBELLINO DE SENTIMIENTOS Y PENSAMIENTOS ENCONTRADOS NOS IMPIDEN VER LA LUZ EN EL CAMINO PARA PODER ESCLARECERNOS Y TRATAR DE SER JUSTOS SOBRE TODO CON AQUELLOS QUE SUFRIERON TANTO.
SILVIA S.